La asignación de riesgos en los contratos de asociación público-privadas

Reseña

Como parte de su mandato de “buenas prácticas”, el Global Infraestructure Hub ha desarrollado una serie de matrices comentadas de asignación de riesgo para transacciones de Asociaciones Público Privadas (APP) en múltiples sectores.

La asignación de riesgos está en el centro de cualquier transacción que involucre esquemas de APP, por lo que una comprensión a fondo de los arreglos para asignación de riesgos es una condición precedente al elaborar cualquier acuerdo APP. La apropiada aplicación de los principios de asignación de riesgos es lo que determina si determinado proyecto APP será ‘bancable’ (i.e. financiable), y duradero (es decir, capaz de seguir siendo viable hasta el final de un contrato a largo plazo).

El GI Hub ha solicitado a Norton Rose Fulbright, un firma de abogados global, la preparación de la Edición 2016 del Informe sobre Asignación de Riesgos en Contratos de Asociación Público-Privada, que incluye las matrices que muestran la distribución de los riesgos entre el público y sectores privados de las transacciones típicas de las APP, junto con información relacionada sobre las medidas de mitigación y mecanismos de apoyo del Gobierno comúnmente utilizados. Se desarrollan matrices separadas para 12 tipos de proyectos designados en sectores de transporte, energía y  de agua y saneamiento.

Cada matriz se encuentra acompañada de anotaciones explicando el raciocinio detrás de las asignaciones, las medidas de mitigación, cualquier esquema de apoyo gubernamental y una descripción de medidas alternativas para países con diferentes niveles de madurez del mercado APP.

La selección de los sectores y proyectos es un reflejo de las perspectivas del GI Hub. Es decir, el enfoque del informe se ha basado en la infraestructura económica, en contraposición a la infraestructura social, como la educación y los proyectos relacionados con la salud. Los riesgos identificados en el informe se centran en los riesgos que pueden ser legislados, atribuidos y mitigados entre los sectores públicos y privados, y son riesgos abordados  principalmente a través de la concesión o el acuerdo del proyecto.

 

Por lo tanto, los riesgos tales como el riesgo de procura del Gobierno, el riesgo financiero y de desempeño , la intervención de terceros o demoras, y los riesgos específicos derivados de los proyectos de iniciativa privada o no solicitados por el gobierno, están fuera del alcance de este Informe.

También se debe señalar que las matrices en el Informe reflejan posiciones alcanzadas en proyectos reales que han llegado al cierre financiero. Sin embargo, hay que subrayar que la solución que se encuentra en un proyecto puede no ser necesariamente la correcta para otro.

El objetivo de este informe es proporcionar una guía adicional a los países, incluyendo tanto los miembros del G-20, como los no-miembros, que deseen desarrollar un programa de APP. El enfoque principal del Informe está en aquellos países que carecen de experiencia previa en esquemas APP, o tienen una experiencia limitada, y su resultado deseado es que dichos países cuenten con una guía de referencia útil que contribuya a la comprensión del sistema de reparto de riesgo típico de las APP. Se espera que este trabajo nuevo, a su vez, ayudar en la elaboración de una cartera de proyectos de APP más robustos.

Por favor, consulte también la iniciativa WBG sobre Recomendaciones para Provisiones Contractuales APP del 2015 que contiene información adicional sobre riesgos contractuales en los proyectos de APP. Una copia de la edición de 2015 del Informe sobre las Provisiones Contractuales GBM para APPs recomendados se puede encontrar en http://ppp.worldbank.org/public-private-partnership/library/wbgreport-recommended-ppp-contractual-provisions


Descargar el Reporte y los Datos de Soporte

Descargar el Reporte (PDF) Descargar los Datos de Soporte (solo en inglés)

BID_HR_300dpi_RGB

 

 

La traducción al español del Reporte sobre Asignación de Riesgos en los Contratos de Asociación Público-Privadas fue financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo.